¿Es normal que nos sienten mal los ultraprocesados? 

06.11.2020

¡Buenos días, panal! ¿Qué tal lleváis noviembre? Yo muy bien porque en nada es navidad y yo estoy demasiado emocionada. 

Bueno, ¿os habéis fijado en mi nueva web? La otra me tenía un poco aburrida y decidí cambiar el estilo. Ahora el dominio es .es y no .com, ¿vale? Si buscáis con .com os saldrá el anterior blog. 

Ah, y hablando del anterior blog, he puesto aquí casi todas las entradas de allí. Las de mi historia no las he puesto aquí porque creo que tienen contenido triggering y es mejor que las vuelva a escribir. Próximamente lo haré. 

Hoy os traigo un post hablando de algo que dijo mi amigo Carlos Ríos en su instagram. Muchas personas me dicen que no hable directamente de él porque es "darle publicidad" o porque es "demasiado violento". Mirad, para violenta yo cuando leo las tonterías que suelta. 

¿Qué es lo que dijo? Pues bien, subió un post que decía lo siguiente: "Nuestro cuerpo se adapta a todo. Al consumo de drogas, tabaco, alcohol, ultraprocesados, etc. Esa "adaptación" no significa que nos haga menos daño o sea menos perjudicial para nosotros. Esa adaptación solo significa que cada vez será más difícil escuchar a tu cuerpo pedir auxilio". 

Y luego en el pie de foto dice lo siguiente: 

"¿Por qué después de semanas cuidándote si te das un atracón de malos hábitos tu cuerpo se resiente? Pues porque lo SIENTES, porque tienes la percepción y la sensibilidad mucho más activada y notas el cambio entre lo que es bueno o malo para tu cuerpo.

A medida que profundizamos en los malos hábitos nuestro cuerpo pierde la capacidad para poner límites, pierde la capacidad para pedirte ayuda y decirte que pares de joderle. Esa es la razón de que personas durante años perseveren en malos hábitos que poco a poco le van matando.

Los malos hábitos matan nuestro bienestar, pero ni siquiera vas a darte cuenta de que estás mal. Tú ya lo has interiorizado, lo has normalizado. Solo cuando cambias a mejores hábitos notas el placer y bienestar de la comida real, de no fumar, de hacer deporte o dejar de beber alcohol (especialmente cubatas).

Muchos de vosotros que os habéis pasado al @realfoodsectismo ya notáis lo malo que es darte un atracón de comida insana y gracias a eso le ponéis límites. Sois conscientes y eso os empodera para cuidaros.

Porque recuerda: nadie te va a cuidar. Tu cuerpo solo te tiene a ti y tú solo tienes a tu cuerpo."

ACLÁRATE, AMIGO

¿Soy yo o lo que dice en la imagen del post no tiene nada que ver con su descripción? Bueno, tener tiene que ver, pero no noto una conexión. 


Nos está diciendo que nuestro cuerpo se adapta a los ultraprocesados, o eso entiendo yo, ¿no? Nos los compara con la droga y no se qué, es decir está dejando caer que los ultraprocesados generan tolerancia. Eso significa que cada vez queremos más ultraprocesados, como sucede con algunas drogas. 

Y luego, en la descripción, nos dice que los ultraprocesados sientan mal y que si nos damos un atracón nos va a doler la tripa, ¿no? 

Bueno, independientemente de lo que nos esté intentando decir, saco en claro dos cosas: 

  • Odia los ultraprocesados y está a favor de abrir un centro de rehabilitación para la gente que desayuna galletas. 
  • No tiene razón en ninguno de sus dos intentos de reflexión. Y ahora os lo demostraré. 

LOS ULTRAPROCESADOS NO SON UNA DROGA

Hay estudios que concluyen que el azúcar podría ser incluso más adictivo que la cocaína y la heroína. Actualmente te puedes encontrar estudios para todo y puedes sacarles muchas pegas A TODOS (incluso a los que yo apoyo). No creo que podamos basarnos en un estudio para afirmar algo porque la salud engloba tantos factores que es imposible abarcarlos todos.

En estos estudios no hay nada claro. No se sabe si las ratas que estudiaron, las cuales eran dependientes de cocaína, preferían tomar azúcar para evitar la cocaína o por el propio azúcar. Tampoco se sabe si esas ratas estaban en buenas condiciones o estaban estrésalas. Tú imagínate ser una rata y estar en una jaula aislada. Qué triste. 

Por eso no creo que debamos utilizar estos estudios como única evidencia porque influyen muchos más factores. Ah y sobre todo que no somos ratas, no sé, se me ocurre. 

De hecho, en relación a las drogas, hay un libro que parece interesante (no me lo he leído ni lo pienso hacer, pero he leído extractos y parece interesante) y trata sobre las drogas y las adicciones. El libro en cuestión se llama "Chasing the Scream" de Johann Hari. Y también tenéis una charla TED sobre eso, os la pongo aquí.  

Este hombre pone en duda la teoría de la adicción. En el libro menciona que en un estudio con ratas, las ratas que estaban en sociedad y estaban aparentemente contentas, no se adicionaban a las drogas. Bueno, exactamente no decía eso, pero para que os hagáis una idea la clave es esa.

Esto también se puede relacionar con el azúcar. ¿Y si resulta que no nos volvemos "adictos" al azúcar sino que es algo externo lo que nos hace quererlo/necesitarlo en "exceso"? 

No voy a tocar más el tema de las drogas porque me parece algo absurdo, pero como lo ha mencionado aquí el amigo pues me veía en la obligación de decir algo sobre el tema. Ahora vamos con lo que resalta de su publicación: los atracones de ultraprocesados y la digestión. 

¿NOS SIENTAN MAL LOS ALIMENTOS ULTRAPROCESADOS?

No, no nos sientan mal los ultraprocesados. Nuestro cuerpo no se acostumbra a los ultraprocesados y luego si los ingiere le sientan mal. Y en el caso de que así sea, es que hay un problema. 

Los ultraprocesados no tienen ingredientes raros. Sí, tienen aditivos, conservantes, y alguna que otra sustancia que los hace más palatales (y que no sepan como una mierda seca), pero todo eso no significa que no los podamos digerir. 

Los ultraprocesados están con nosotros desde que somos pequeños. Cuando somos unos bebés, nuestra madre/padre/lobo (en el caso de Mowgli)  nos va incorporando alimentos poco a poco. Primero van unos y luego van otros. Así poco a poco llega un momento en el que podemos comer de todo y nos dan alimentos ultraprocesados. Nos dan aspitos, galletas, cereales... 

¿Les pasa algo a los niños cuando les dan esos alimentos? ¿Se encuentran mal?  Llevan toda su corta vida comiendo "comida real" (no hay nada más real que la leche materna) y de repente incluyen alimentos ultraprocesados. ¿Tienen problemas al digerirlos? No. Entonces, ¿el problema es de los ultraprocesados? No. 

LO QUE NOS SIENTA MAL ES OTRA COSA

Ya hemos visto que con los ultraprocesados como tal no tenemos ningún problema. Somos capaces de digerir muchas cosas, creedme. Yo una vez me comí un bicho a propósito porque se me posó en el labio y dije pa' dentro. ¿Cuál es el problema entonces? 

Cuando dejamos de incluir un cierto tipo de alimentos (no siempre tienen que ser ultraprocesados) nuestro cuerpo disminuye la capacidad de digerirlo. No es nada nuevo esto. Cuando dejamos de incluir gluten (es una proteína), cuando volvamos a tomarlo nos va a costar digerirlo. Lo mismo pasa con la lactosa (es un disacárido, es decir un azúcar). 

Por esta regla de tres, si dejamos de incluir alimentos ultraprocesados, que suelen ser alimentos bastante altos en grasa y azúcares (no digo que eso sea malo, para nada, pero es lo que tienen), nuestro cuerpo pierde la capacidad de digerirlos. Y en el caso de no perder la capacidad de digerirlos, sí que le costará más hacerlo y tendremos lo que se dice una digestión copiosa. 

ESO NO QUIERE DECIR QUE

  • Si nos "acostumbramos" a comer alimentos ultraprocesados, el cuerpo ya no va a poder pedir auxilio. 
  • Si no nos acostumbramos a comer esos alimentos y nos acostumbramos a comer "comida real", cuando incluyamos esos alimentos, no sienten mal porque nuestro cuerpo es sabio y sabe lo que le hace mal. 

Esas dos cosas son dos tonterías como una casa. No tiene sentido decir eso del cuerpo. El cuerpo no es el que decide restringir ese tipo de alimentos sino tu cerebro al hacer caso al personaje ese. El cuerpo quiere incluir todo tipo de alimentos para poder hacer vida normal y no tener digestiones horribles cada vez que sale de casa sin tupper. El cuerpo no quiere tener un "atracón" de comida ultraprocesada (así lo menciona Carlos) tras una restricción enorme. ¡El cuerpo solo quiere seguir viviendo! 

¿CUÁL ES LA SOLUCIÓN?

A ver, siendo franca la solución sería quitarle el instagram a Carlos Ríos, pero entiendo que no es ético hacer eso. (¿O sí? ¿Hacemos un change.org?). Así que la única solución viable por ahora es acostumbrarmos a tener una alimentación equilibrada para nuestro cuerpo y nuestra mente para no eliminar los ultraprocesados de nuestra vida y así: 

  • No tener malas digestiones cuando los comamos. 
  • No tener "atracones" por la restricción. 

¡HASTA OTRO DÍA, PANAL!

Espero que os haya gustado este post y que Carlos Ríos y sus fans no me odien mucho. 

¡Hasta otro día, panal!